Todos podemos favorecer la inclusión de alumnos que presentan discapacidad.


Fuente: PIANE UC

1.- Para facilitar el acceso a textos para las personas con discapacidad visual, que usen software lector de pantalla (JAWS u otro)
• Usar textos en formato digital con Word lo más "plano" posible.
• Evitar poner logos ya que no pueden ser leídos por el software. Usar solo los títulos necesarios.
• Alinear textos a la izquierda.
• No utilizar viñetas.
• Idealmente, no usar tablas, dado que el JAWS lee solo texto. Por lo tanto, si es necesario incluir esa información, es aconsejable que esté descrita como texto.
• De la misma manera, en caso de incluir imágenes (dibujos, esquemas, entre otros), es necesario describirlas, pues el JAWS no las podrá "leer", y no reconoce información gráfica. En caso de que las imágenes sean muy relevantes, una buena alternativa es llevarlas a relieve o amplificarlas, de manera que la persona pueda acceder a la información por otra vía.
• No utilizar textos "pegados" de otros documentos ya que estos no pueden ser leídos por el programa.

2.- Para facilitar la digitalización de material bibliográfico.
• Dado que para usar lectores de pantalla es indispensable que el texto esté en formato digitalizar, muchas veces será necesario digitalizar el material. En este proceso es clave no subrayar ni rayar libros, debido a que cualquier elemento externo entorpece el proceso de escaneo y digitalización del material, para su posterior lectura con el software.

3.- Para ayudar a una persona ciega a desplazarse.
• Debes dejar que la persona se tome del brazo (y no tomarlo/a tú)
• Describirle lo que él o ella encontrará a su alrededor.
• Conducir a la persona por la señalética para personas con discapacidad visual que existe en los campus, por ejemplo, en San Joaquín.

4.- Si te encuentras con un compañero(a) ciego y lo quieres saludar.
• Junto con saludarlo, es importante indicarle tu nombre, para que sepa quién eres.

5.- Para favorecer la comunicación con una persona con discapacidad auditiva
• Evitar hablar tapándose los labios, pues las personas con discapacidad auditiva se apoyan de la lectura labial.
• Hablar claro y bien modulado, sin gritar.
• Hablar de frente a la persona, jamás darle la espalda o hablar con la cabeza gacha, pues dificulta que se apoye en la lectura labial.
• Si el joven con discapacidad auditiva va acompañado de un intérprete en lengua de señas, siempre dirigirse a la persona sorda y no al intérprete.

6.- Si quieres conocer más sobre el uso del Lenguaje en relación a las personas con discapacidad, te invitamos a revisar aquí un documento preparado por SENADIS.

DESCARGA ACÁ UNA GUÍA CON ALGUNOS TIPS CREADOS PARA LA COMUNIDAD UC

PUBLICADO POR KLGO. ALEXIS MOYA ROMERO

Categorías: