Voto para personas con discapacidad


www.servel.cl
El voto asistido, consiste en la opción para el sufragante en condición de discapacidad de ir acompañado de una persona mayor de edad hasta la Mesa Receptora de Sufragios. La persona que asiste a un elector con discapacidad, ingresará con ella a la cámara secreta. También pueden solicitar, mediante lenguaje de señas o por escrito, al presidente de la Mesa, ser asistido por él, en el mismo acto de votar.

La Directora del Servel, Elizabeth Cabrera, explica: “Se trata de derechos políticos cuyo ejercicio hemos intentado asumir en la medida de lo posible. Implica sumar a nuestra tarea la coordinación directa con otros organismos como fuerzas armadas, municipalidades y Senadis, en cuestiones prácticas, como por ejemplo, la accesibilidad a los locales públicos donde van a estar instaladas las Mesas Receptoras de Sufragio”.

Entre las medidas están las propias para no videntes y las generales para discapacitados:

El voto asistido es la fórmula legal que permite sufragar a las personas con discapacidad, desde el 8 de junio del año 2007. Esta nueva normativa garantiza el ejercicio del derecho a sufragio y otorga facilidades para que las personas con discapacidad ejerzan su voto en forma autónoma.

Accesibilidad electoral para electores no videntes:

En la actualidad los no videntes pueden optar por la plantilla facsímil de la cédula electoral en mica transparente con ranuras o por la plantilla sistema braille; asistencia para desplazarse a la mesa de votación; preferencia para acceder a la mesa de sufragio (siempre que no haya oposición de los otros electores en una fila) y voto asistido.

Accesibilidad para electores con necesidades especiales

Quienes poseen una discapacidad que les dificulte la movilidad pueden solicitar tanto la asistencia para desplazarse, como optar al voto asistido con alguna persona mayor de edad, de su confianza. También pueden requerir una atención preferente las personas embarazadas, votantes de la tercera edad y cualquier otro caso que la Mesa estime procedente, y siempre que ningún elector en la fila se oponga.

Derechos que otorga la Ley 20.183 (que modificó la Ley 18.700 sobre votaciones populares y escrutinios):
  • Derecho a acceso expedito y adecuado al local de votación.
  • Derecho a ser asistido y a elegir libremente al asistente.
  • Derecho a ser acompañado hasta la mesa receptora de sufragios.
  • Derecho a emplear un tiempo razonable para sufragar.
  • Derecho a ser asistido en el acto de votar (el asistente puede ingresar a la cámara secreta con el sufragante)
  • Derecho a sufragar en forma libre o libertad de voto (La ley sanciona al miembro de la mesa receptora de sufragios que entorpezca el ejercicio de este derecho).
  • Personas no videntes pueden solicitar una plantilla especial para su voto o pedir ayuda a una persona de confianza.
  • Derecho a ser asistido por el presidente de la mesa (para ser asistido fuera de cámara, en cuanto a doblar y cerrar con el sello adhesivo el voto).
En la actualidad, para Servel, los mayores avances en materia de inclusión están circunscritos en la facilitación del acto mismo de votar, como en el hecho de la inclusión de la lengua de señas en la señal oficial que transmitirá los cómputos el 17 de noviembre, difusión de videos instructivos para electores, la incorporación de criterios de accesibilidad a los espacios físicos en el proceso eleccionario y el servicio de Call Center gratuito (800 366 400) para consultas sobre las próximas Elecciones Presidencial, Parlamentarias y de Consejeros Regionales 2013.

PUBLICADO POR KLGO. ALEXIS MOYA ROMERO

Categorías: ,