¿Qué es el Diseño Universal?


“El buen diseño capacita, el mal diseño discapacita” Declaración de Estocolmo Mayo 2004

El Diseño Universal cobra cada día más importancia por el notorio aumento de la población de mayor edad y la inclusión de las personas con discapacidad a las actividades de la vida diaria. Más que construir o diseñar en forma accesible, si los profesionales diseñaran o construyeran con los principios de este diseño no serían necesarias las adaptaciones en los proyectos o artículos.
Este diseño se proyecta para obtener una mejor calidad de vida para todos los ciudadanos. Es el arte y desafío de proyectar para todos y será óptimo si cubre el mayor espacio de necesidades dentro del espectro de personas al que va dirigido. Se basa en 7 principios básicos.
“Se entiende por Diseño Universal al diseño de productos y entornos aptos para el uso del mayor número de personas sin necesidad de adaptaciones ni de un diseño especializado.” The Center for Universal Design, N. C. State University
Se hace evidente la diversidad de los individuos y su participación en la sociedad y bajo este panorama surge una nueva forma de uso de los objetos y espacios. Una respuesta a las nuevas necesidades de participación que cada día y con más fuerza surgen de las generaciones más jóvenes y de las más viejas.
“El Diseño Universal busca estimular el diseño de productos atractivos y comerciales que sean utilizables por cualquier tipo de persona. Está orientado al diseño de soluciones ligadas a la construcción y al los objetos que respondan a las necesidades de una amplia gama de usuarios.” Ron Mace (1941-1994) – Creador del término Diseño universal
Este diseño se proyecta para obtener una mejor calidad de vida para todos los ciudadanos. Se basa en 7 principios básicos:

1. Igualdad de uso
El diseño debe ser fácil de usar y adecuado para todas las personas, independiente de sus capacidades y habilidades. Proporciona los medios más similares posible para todos los usuarios, idéntico cuando es posible, equivalente cuando no lo es. Evita segregar a un tipo de usuario.

2. Flexibilidad
El diseño se acomoda a una amplia gama y variedad de capacidades individuales. Acomoda alternativas de uso para diestros y zurdos.

3. Uso Simple y Funcional
El funcionamiento del diseño debe ser simple de entender, sin importar la experiencia, conocimiento, idioma o nivel de concentración del individuo. Elimina complejidad innecesaria. Es consecuente con las expectativas e intuiciones del usuario. El diseño es simple en instrucciones.

4. Información Comprensible
El diseño comunica la información necesaria al usuario, aunque éste posea una alteración sensorial. Utiliza distintas formas de información (gráfica, verbal, táctil). Proporciona un contraste adecuado entre la información y sus alrededores (uso del color). Maximiza la legibilidad de la información esencial. Proporciona dispositivos o ayudas técnicas para personas con limitaciones sensoriales.

5. Tolerancia al Error
El diseño reduce al mínimo los peligros y consecuencias adversas de acciones accidentales o involuntarias. Dispone los elementos de manera tal que se reduzcan las posibilidades de riesgos y errores (proteger, aislar o eliminar aquello que sea posible riesgo). Minimiza las posibilidades de realizar actos inconscientes que impliquen riesgos.

6. Bajo Esfuerzo Físico
El diseño puede ser utilizado eficiente y cómodamente con un mínimo de fatiga física. Permite al usuario mantener una posición neutral del cuerpo mientras utiliza el elemento. Usa la fuerza operativa en forma razonable.
Minimiza las acciones repetitivas. Minimiza el esfuerzo físico sostenido.

7. Espacio y Tamaño para el Acercamiento y Uso
Es necesario disponer espacios de tamaños adecuados para la aproximación, alcance, manipulación y uso, sin importar el tamaño, postura o movilidad del individuo. Otorga una línea clara de visión hacia los elementos tanto para quienes están de pie o sentados. El alcance de los elementos debe ser cómodo tanto como para personas de pie como sentadas. Adapta opciones para asir elementos con manos de mayor o menor fuerza y tamaño. Algunos espacios consideran elementos extra de apoyo o para la asistencia de las personas.

Todo espacio se puede diseñar y construir con criterios de diseño universal. Como usuarios de una ciudad y espacios mayoritariamente inaccesibles o conflictivos para sillas de ruedas, destacan lugares donde el diseño hace posible resolver las circulaciones para todos por igual. Si solucionamos instintivamente, al igual que todas las personas, el acceso, circulación y uso de un espacio, es que el proyecto contempló principios del diseño universal desde su inicio.
 
Más que incorporar cada principio, el creador de éste es capaz de simular previamente la interacción y respuesta de su diseño con una amplia gama de capacidades de desplazamiento y facultades sensoriales. Una excelente muestra de un espacio nada fácil de resolver y con resultados desapercibidos para la mayoría pero que otorga todas las facilidades posibles en cambios de nivel, es el anfiteatro del High Line en Nueva York
 
Anfiteatro High Line Nueva York. Las pendientes y circulaciones están resueltas para todos por igual, ofreciendo además alternativas diferentes pero equivalentes en el uso
 

PUBLICADO POR KLGO. ALEXIS MOYA ROMERO

Categorías: